Índice de la Hemeroteca sobre Llanes

Revista de Asturias nº 13
15 de Mayo de 1879

Un progreso para Asturias

Para que un país pueda colocarse en condiciones de disfrutar los beneficios de la moderna cultura, necesita emplear una suma de esfuerzos que no obtendrá seguramente sino de la iniciativa particular incesante e ilustrada y de la cooperación activa de las Corporaciones oficiales, que representan y aplican la ley administrativa.

Cuando estos centros oficiales de acción y de inteligencia atienden con su proceder no sólo á los preceptos taxativos de la ley si no al espíritu que la anima, tal actitud, aunque no produzca los beneficios inmediatos que la impaciencia reclama, deja, sin embargo, grata impresión e imperecedera huella que no sería dado abandonar. Por el contrario, cuando las corporaciones aludidas contraen su esfera de actividad a los más estrechos límites legales reduciendo sus miras tan sólo a vivir al día, el desaliento que esto ocasiona es apreciado por el que siente el deseo de ver realizadas aspiraciones de bienestar legitimas y hacederas. Consagrada la REVISTA DE ASTURIAS a promover y auxiliar, en el límite que le está trazado, cuanto pueda mejorar y engrandecer la provincia, experimenta hoy una sincera satisfacción al dar publicidad a un hecho que honra grandemente a la Excma. Diputación provincial que le ha realizado, y aumenta la estima de que es objeto el digno diputado Sr. D. Félix Catalicio de la Ballina que le ha promovido.

Sentida por uno de nuestros queridos compañeros la necesidad de entregar al público examen la conveniencia de dotar la parte oriental de la provincia de un ferrocarril de vía estrecha, que aumentando la actividad que reina en tan rica comarca redundase a la vez en provecho del capital con que se hubiera de realizar la construcción de dicha vía, escribió sobre ello un extenso articulo que vio la luz en nuestro número de cinco del corriente. Existen pensamientos de tal importancia que basta hacerlos palpitar un solo momento para que quede demostrada la reconocida utilidad que envuelven, y esto ocurrió precisamente con el de la construcción del ferro-carril de Oviedo a Cangas de Onís. Formulada su proposición para que la Diputación consignase una suma con la que pudiera hacerse desde luego los estudios de este camino, fue apoyada en toda forma por el Sr. Ballina y acogida por la Corporación con unánime asentimiento, que se manifestó votando la cantidad de veinte mil pesetas para el objeto indicado, y encomendando los estudios al Sr. D. Lino J. Palacio, Director de caminos provinciales.

Cuánto debe agradecer Asturias el proceder de la Diputación provincial, no hemos de aquilatarlo nosotros, que por hoy nos concretamos a consignar la distinción con que deben acogerse actos que denotan conocimiento profundo de las verdaderas necesidades del país. Lo que corresponde, ahora, es llevar al ánimo de las personas que pueden interesarse en la pronta realización del camino, la idea de que esta obra no sólo debe ejecutarse por patriotismo, sino que es un medio de colocar el capital a un muy seguro y no despreciable interés. El pánico que han producido las más de las sociedades de crédito con su incalificable proceder, en mengua de los capitales que les estaban confiados, permite ya el estudio sereno de los negocios; y los desengaños sufridos deben ser una garantía de acierto para los propósitos que nuevamente se emprendan. En Asturias donde no escasea el capital ahorrado que busca en la tranquilidad un pequeño interés, encontrará en lo sucesivo colocación, no sólo en la propiedad territorial que tan exiguos rendimientos proporciona, si no en empresas que como la que nos ocupa tienen marcado sello de necesidad y utilidad. Y siendo fácil dotarlas de una administración entendida y económica y de una enérgica fiscalización ejercida por los mismos interesados, dudar del feliz éxito en tales casos es dejarse conducir por un pesimismo que empobrece al país, con menoscabo siempre de los intereses particulares.

Uno de los extremos que encierra el acuerdo de la Diputación provincial referente á este asunto, es que hechos los estudios se pasen a una Comisión para en su vista proponer en alguna de las sesiones que han de celebrarse en Octubre próximo los medios que crea más conducentes a la pronta realización de tan importante y trascendental obra pública provincial. A fin de aprovechar toda la eficacia que este acuerdo puede encerrar, preciso será que para esa época las personas que se proponen formar núcleo de asociación para realizar las obras, y cuyas gestiones preliminares no nos son del todo desconocidas, hayan hecho trabajos de provechosa propaganda y tengan formalizada la constitución legal de la compañía a ser posible, para de este modo encontrarse en disposición de poder hacer proposiciones o recibir las que formulen la Diputación y municipios del trayecto.

Como por manifiesta que sea la espontaneidad y grandes los sacrificios que se impongan estas corporaciones no podrán pasar de ser un estimulo más o menos eficaz para el interés particular, hacer comprender a este que existe en la construcción del ferrocarril de Oviedo a Cangas de Onís una ocasión para colocar el dinero con seguridad y a un interés normal, debe ser el primer fin que todos hemos de proponernos; y en verdad que no dudamos del resultado, porque el asunto presenta todos los caracteres de buen éxito a poco que se examinen los primeros datos que se han suministrado. No vacilamos, pues, en repetir a las personas que agitaban este pensamiento, que la actitud levantada de la Diputación los coloca hoy en la imperiosa necesidad de redoblar sus esfuerzos, pues el apoyo moral que aquella corporación está decidida á prestar al pensamiento y la cooperación inmediata con que contribuye, son poderosos auxiliares que dan aliento para persistir en el propósito concebido, permitiendo abrigar la esperanza de que en un periodo corto hemos de ver realizado un progreso más en Asturias con el ferrocarril de vía estrecha de Oviedo a Cangas de Onís.

José Polledo Cueto.

Revista de Asturias nº 13, Oviedo, 15 de mayo de 1879

Volver al principio del artículo
www.llanes.as