Apuntes de Llanes

← Cáp. 5 • • Índice • • Cáp. 7 →

Capítulo VI, Libro II

Casa y linaje de Rivero en los siglos XIII y XIV

I. Juan Diaz de Rivero

El dueño de la ilustre casa de Rivero, Juan Diaz de Rivero de Llanes, casó con María Sánchez, hija de Pedro Sánchez de Posada que se halla en el padrón de hijos–dalgo hecho en el año de 1.485, por ante Juan Carrera escribano. También se hace mención de aquel en una escritura que otorgaron D. Diego Suarez Granda Abad del Monasterio de San Antolín, el Prior y Monjes del mismo en el año de 1.488 con Juan Alfonso, siendo testigos dichos Pedro Sánchez de Posada, a quien se renombra Caballero, y que consta fue Juez de la villa y concejo el año de 1.494, por algunos instrumentos de aquel tiempo, especialmente por una sentencia que pronunció y dictó a favor de Pedro González de Valdés ante Diego Pariente de Llanes escribano.

Dichos Juan Diaz de Rivero y María Sánchez su muger tuvieron por hijos a Juan de Rivero sucesor en la casa, a Fernan García Rivero, a Gonzalo García Rivero, a Elvira Pérez Rivero, a Pedro Sánchez Rivero que fue Abad de Pendueles, y a Diego Fernández Rivero, Señor de la casa de Rivero de Vidiago en este concejo de Llanes, el cual casó con D Mayor de Niembro, de quienes fue hija primogenita Doña Elvira de Rivero que casó a su vez con Gomez de Noriega, progenitor del Marqués de Hermosilla, el primero que vino a este Concejo del valle de Rivadedeva, de la casa antigua de Noriega en aquel valle, casa solariega e infanzona de notoria antigüedad y calidad, patronatos y prerrogativas que allí tiene. También los dichos Diego Fernández y su muger Doña Mayor, tuvieron otra hija llamada doña María Rivero, que casó con Pedro Gomez de La Madrid, poseedor de la antiquísima e Ilustre casa de La Madrid en Valdáliga de San Vicente de la Barquera, y de la que más adelante se hará mención.

II. Juan de Rivero

Juan de Rivero, poseedor de la casa de su apellido, por muerte de sus padres Juan Diaz Rivero y Maria Sánchez, casó con María de la Borbolla y Rivero, teniendo por hijos a Pedro, a Alonso, a Juan a Juan, a Juan, a Marina, a Sancha, a Elvira, a Teresa y a Mencia de Rivero.

Por el testamento que Juan de Rivero y María de la Borbolla su muger, otorgaron en ésta villa ante Diego Pariente de Llanes, escribano el año de 1.505, fundan un aniversario en la Iglesia parroquial Santa María de Concejo, cediendo una finca a la misma Iglesia para su cumplimiento: también hacen otras mandas muy considerables a la repetida Iglesia a varios criados que nombran, a otros Parientes, y a sus hermanos Diego Fernández Rivero y Fernan García Rivero, fundando vínculo del tercio y quinto de todos sus bienes, especialmente de la parte e quiñón que habían heredado e les pertenecía, en la Iglesia y diezmos de San Román, para siempre jamás; llaman a la sucesión de esta mejora a Pedro Sánchez Rivero su hijo Abad de Pendueles y San Juan de Rivadedeva, cura y Rector de la Iglesia de Llanes; y por su muerte, que se dén dichos bienes a Alonso e a Juan sus hijos, y después a otros nietos que mencionan con diferentes llamamientos: también hacen mención de su hija Marina casada con Fernan Sánchez de Llanes; de Sancha que casó con García Pérez; de Elvira, de Teresa y de Mencia; así como de María su nieta hija de Juan de Rivero el segundo su hijo, que Dios haya, del cual hay as mismo testamento otorgado ante Gonzalo Fernández el año de 1.501, que nombra a dicho Juan de Rivero su padre, y le deja por curador de María su hija, y de Elvira Sánchez su primera muger, dejando por única heredera a aquella. También nombra a María de Estrada su segunda muger y a Pedro Sánchez Rivero su hermano. El otro Juan de Rivero el tercero, casó de primer matrimonio con María Sánchez del Corro, la cual en su testamento otorgado en esta villa el año de 1.522 por ante Juan Diego, escribano, nombra a Juan de Rivero su marido, y manda a Doña Catalina y Doña María sus hijas, diez mil maravedís de dote y una taza a cada una, a más de sus lejítimas, y que valga cada taza diez ducados de oro, y las manda otras alhajas; instituyendo por herederos a sus hijos Francisco, Pedro, Juan e Sancho, e a Catalina y Doña María sus hijas y de dicho Juan de Rivero su marido.

Casó este de segundo matrimonio con Doña Francisca Calderon hija de Diego Sánchez Calderon y de Doña Elena de La Madrid su muger, vecinos de San Vicente de la Barquera, y heririaría lejítima de Heman Sánchez Calderón que sirvió al Emperador Carlos V con dos navíos de guerra, en la jornada que hizo contra Barbarroja cuando ganó la Goleta y Tunez en 1.535; y dichos sus padres eran Señores de la casa de Calderon.

Consta este segundo matrimonio de Juan de Rivero, del testamento de su mismo padre político Diego Sánchez Calderon, otorgado en 1.527, ante Lope de Barreda, escribano, y del memorial que de la casa de Calderon de la Barca imprimió en 1.661, Fray Felipe de la Gándara, agustino, cronista general del reino de Galicia.

Doña Francisca Calderon, en el testamento que otorgó el año de 1.557, nombra a Doña María su hija, muger de Fernando de Posada , de quienes hay larga sucesión: nombra también a su segundo marido Pedro Diaz de Llanes, y dice, que si Juan su nieto muriese sin heredero, vuelvan los bienes a la dicha Doña María su hija, segun la voluntad de Feman Rivero, que los tenía empeñados a la Doña Francisca y su marido Pedro Diaz: manda así mismo se funde un aniversario, víspera de San Andrés, con lo que heredó de sus hijos y de su último marido, en el patronazgo de San Roman; dice que heredó de Juan de Rivero su hijo, y de Juan de Rivero su primer marido; y que hayan y lleven los bienes que por ellos heredó, Doña María su hija y Juan su nieto, hijo de Teresa su hija, con carga de otro aniversario dia de San Francisco: declara tiene dada cuenta con pago a Fernando de Posada y a Juan Diaz sus yernos, de todos los bienes que le pertenecían de Juan de Rivero su primer marido; nombra por testamentario a Hernan Sánchez Calderon su hermano, y a Pedro Diaz de Llanes su cuñado; y herederos, a Doña María su hija, y a Doña María Alonso también su hija, muger de Juan del Castillo, fundador del vínculo primero de la casa de Inguanzo y sitio de los Altares, y a Juan su nieto, hijo de Juan Diaz de Llanes y de Teresa de Rivero su hija.

III. Alonso Fernández Rivero

El hijo mayor de Juan de Rivero el viejo, y primeramente llamado al mayorazgo después de Pedro Sánchez Rivero su hermano, lo fue Alonso Fernández Rivero, procurador general de esta villa y concejo de Llanes en el año de 1.519 y en su casa se hizo entonces el padrón que distinguía a los hijos–dalgo de los que no lo eran, el cual empieza así– «En las casas de Alonso Fernández Rivero que están sitas a las puertas de San Nicolás &c.»– Consta que en 1. 522 fue juez de la misma villa, segun varios documentos judiciales ante Juan Duyos, escribano, y también lo fue en 1.524 segun una sentencia que está en pergamino, dictada con acuerdo de Juan de la Torre asesor, y autorizada por el mismo Juan Duyos, en un pleito entre los vecinos de Pancar y la Carúa con los del valle de Mijares.

Casó Alonso Fernández Rivero con María Alonso de Posada según así expresan varias escrituras y procesos judiciales, y los testamentos de Sancho Pérez Rivero su hijo, y el Licenciado Juan de Rivero su nieto, en los que se nombran también a sus padres y abuelos.

IV. Sancho Pérez Rivero

Sancho Pérez Rivero hijo y sucesor en la casa de su padre Alonso Fernández Rivero y de Doña María Alonso de Posada fue Regidor perpetuo de esta villa de Llanes y su concejo, mientras hubo estos oficios, que después fueron redimidos por los vecinos. También fue Juez repetidas veces, y Capitán de las Milicias del Concejo con titulo de Su Magestad, como así resulta de varios instrumentos, y de la visita general que hizo a las Milicias de Asturias, con órden del Rey D. Felipe II, D. Fernando de Valdés, Señor de Ludeña, y Regidor perpetuo del concejo de Piloña.

Casó D. Sancho, de primer matrimonio, con María Martinez Rubin y Noriega, teniendo por hijo primogenito a Sancho de Rivero el mozo, que a su vez casó con María Gonzalez de Posada , quienes también tuvieron por hijo a Toribio de Rivero que murió sin sucesión.

En su segundo matrimonio, casó D. Sancho Pérez Rivero con María Alonso de Posada , hija de Juan de Posada de Llanes el viejo, y de María Alonso Diaz de Noriega su muger, señores y mayores de la casa y antiguo linaje de Posada en este concejo, y tuvo por hijo mayor a Juan de Rivero Posada , que sucedió en la casa, y en quien su padre fundó nuevo vínculo. Tuvo también a María Alonso de Rivero que casó con Gomez Pérez de Arenas, dueño de la antiquísima casa de Arenas en el concejo de Cabrales, de quienes provienen varias familias nobles de él, y del valle de Peñamellera. Y por fin, a Catalina de Rivero, muger de Juan Gonzalez Nieto, de quien proviene D. Pedro Nicolás de Noriega Cosío y Barreda.

V. Juan de Rivero de Posada

El Licenciado Juan de Rivero de Posada , fue abogado de la Real Chancillería de Valladolid, y de los presos de la Santa Inquisición de dicha Ciudad; casó de primer matrimonio con Doña Estefanía de Tamayo, y tuvieron por hija a Doña María de Rivero que casó con Don Luis de Posada , los cuales murieron sin sucesión. Este Don Luis fundó diferentes obras pias, dejando por único Patrono de ellas al Licenciado D. Juan de Rivero de Posada , y a los sucesores de su casa y mayorazgos.

Casó este Señor de segundo matrimonio, con Doña Clara de Barreda Valdés, su prima, con dispensación de Paulo V. año de 1.609, del cuarto grado de consanguinidad en que eran Parientes, y por este matrimonio se incorporaron a la casa de Rivero, las de Gayon de Barreda, en San Vicente de la Barquera y la de Valdés de Llanes, con las demás agregadas a ellas como más adelante diremos.

Tuvieron por sus hijos lejítimos a D. Juan, D. Alonso, D. Sebastián, doña María y doña Mencia, segun consta de los testamentos de dichos sus padres, y de mucho número de instrumentos. El testamento de los D. Juan y doña Clara su muger, fue otorgado en Valladolid, por ambos juntos, ante Toribio González de Nava, escribano, año de 1620, otorgando otro despues el Juan de Rivero de Posada ante Pedro Diaz Escandón año de 1624; y otro la doña Clara, en Llanes donde murió año de 1622, ante Juan González Nieto; y en unos y otros testamentos, agregan el tercio y quinto de sus bienes al mayorazgo de sus casas, llamando en primer lugar a Juan su hijo mayor. Don Sebastián murió sin estado, doña María, casó con D. Pedro Valdés Prada, vecino y Regidor perpetuo de la ciudad de Oviedo, y único patrono de la capilla mayor del antiguo convento de Santo Domingo de aquella ciudad, donde está enterrada la doña María. D Mencia, fue monja en el convento de San Pelayo, órden de San Benito de Oviedo. Don Alonso hijo segundo, casó con doña Antonia de Posada Valdés, hija tercera de Fernando de Posada Rivero, alferez mayor perpetuo que fue de esta Villa de Llanes, y de doña María de Valdés y Posada su muger; dichos D. Alonso y doña Antonia, obtuvieron dispensación de tercer grado en que eran Parientes; tuvieron por hijos a D. Felipe, D. Francisco, D. Juan y doña Josefa: Los don Felipe y D. Francisco, fueron colegiales en el insigne de San Pelayo de Salamanca; D. Juan en el mayor de San Bartolomé, muriendo los dos últimos sin tomar estado; el D. Felipe, que después de algunos años se retiró del colegio, habiendo sido Juez de estudio en dicha Universidad de Salamanca, vino a casar con doña Manuela Campomanes Omaña, hija lejítima de D. Arias Campomanes y Argüelles, caballero de la orden de Santiago, Regidor perpetuo de la ciudad de Oviedo, y Sargento mayor de las Milicias de aquel partido, y de Doña Mariana de Omaña y Rivadeneyra su muger, hermana lejítima la doña Manuela, de don Arias Campomanes Omaña, colegial que fue en el mayor de Oviedo, oidor de Granada, Alcalde de corte, Presidente de Granada, y del supremo consejo de Castilla; y hermana también de don Juan de Campomanes, colegial de San Pelayo, e Inquisidor de Canarias y Sevilla. No tuvo hijos dicho don Felipe, y por su muerte, se incorporaron las mejoras y vínculos de sus padres en la casa de Rivero.

Volver al inicio del capítulo
www.llanes.as