Apuntes de Llanes

← Cáp. 6 • • Índice • • Cáp. 8 →

Capítulo VII, Libro II

Casa y linaje de Valdés hasta su enlace con la de Rivero

I. Juan Gonzalez de Valdés

En una escritura hecha el año de 1448 por la Justicia, Regimiento y vecinos de esta villa de Llanes, y los Beneficiados de su Iglesia parroquial, con aprobación del Provisor y Vicario general de Oviedo, ante Juan Pérez Bernaldez, Notario público tambien en el principado de Asturias de Oviedo por el Príncipe Don Enrique, se hace mención especial del Caballero Juan Gonzalez de Valdés, hijo de Pedro Gonzalez de Valdés, Señor de la casa de Valdés de esta villa de Llanes de donde era vecino. Dicho Juan, casó con una hija de Lorenzo Fernández de Llanes, que se hallaba de Juez en la misma el año de 1482, como consta de una escritura hecha por los hijos–dalgo de la villa y sus arrabales de la una parte, y de la otra los hombres buenos pecheros, también de la misma y sus arrabales; tuvieron por hijos a Pedro Gonzalez de Valdés, a Elvira Gonzalez de Valdés, a Juan de Valdés, a García de la Fuente. a Fernando Valdés y a Diego Valdés.

II. Pedro González de Valdés

El capitan al servicio de los Reyes Católicos D. Pedro Gonzalez de Valdés, hijo de Juan Gonzalez de Valdés, casó de primer matrimonio con Maria Sanchez, segun consta del testamento del Presidente D. Pedro Junco de Posada su viznieto, como el mismo se nombra, y de quien mas adelante hablaremos, y tuvieron por hija a Maria Sanchez, que casó con Juan Gonzalez de Llanes.

De segundo matrimonio, casó el mismo capitan con Maria García, hija de García Pérez de Llanes, de linaje muy antiguo y noble en esta villa, y tuvieron por hijos a Pedro Gonzalez de Valdés, a Diego de Valdés, y a Juan de Valdés. En virtud de facultad concedida por el Sr. Emperador Carlos V. y la Reina DĒ Juana su madre, en Valladolid a primero de Marzo de 1527–«acatando los muchos, e buenos e leales servicios que vos el dicho Pedro Gonzalez de Valdés el viejo nos habeis fecho &c.»– otorgó testamento en unión de su muger en Llanes a 17 de abril de 1527, por ante Juan Duyos, escribano, espresando la cantidad de bienes raices que poseían por herencia de su padre Juan Gonzalez de Valdés; y haciendo nueva y mas amplia vinculación, llaman como primer sucesor a su hijo mayor Pedro Gonzalez de Valdés, y a sus descendientes por el orden regular; también llaman a la sucesión del mayorazgo, a falta de los primeros, a su segundo hijo el Bachiller Diego de Valdés: Consta que este Bachiller fue Beneficiado de la Iglesia parroquia] de esta villa, y canonigo Doctoral de la Santa Iglesia de Oviedo, colegial en el mayor de San Bartolomé de Salamanca, y electo inquisidor de Sevilla. Dé Juan de Valdés fue hijo Fernando de Valdés, Arcipreste, Vicario, y Beneficiado de la Iglesia parroquial de Llanes, que agregó su patrimonio y bienes al mayorazgo, año 1589, ante Bernardo de Estrada escribano, por cuyo testimonio otorgó su testamento, con carga de aniversario, que se cumple el dia de la natividad de Nuestra Señora de cada año.

También los dichos Pedro Gonzalez de Valdés y Maria García su segunda muger, fundaron aniversario, que se cumple el dia de San Pedro Apostol, todos los años en esta iglesia por el mayorazgo, el cual y dicho testamento empieza–«Sepan cuantos esta carta de testamento vieren, como yo Pedro Gonzalez de Valdés, e yo Maria García su muger, hija de García Pérez de Llanes, vecinos y moradores que somos en la villa de Llanes &c.»– En el testamento esta incorporada la facultad real, y ponen también que el sucesor se haya de llamar Valdés.

III. Pedro González de Valdés

D. Pedro Gonzalez de Valdés, que sucedió en la casa y mayorazgos de su padre el capitán Pedro Gonzalez de Valdés, casó de primer matrimonio con doña Mencia de Rivero, y tuvieron por hijos a García de Valdés, a Pedro de Valdés, al bachiller Juan de Valdés y a doña Mencia de Valdés; esta casó con Sebastián Harnero, señor de la casa antigua de Harnero de Ardisana, de que adelante se dirá. De Pedro y de Juan hay descendencia; el primero caso dos veces, una con María Sánchez de Cevos, y la segunda no hemos podido averiguar con quien; el bachiller Juan de Valdés casó con Maria Martinez de Caso. De estos dos hermanos Pedro y Juan proceden, Pedro de Valdés Noriega que casó con María Femández Nava; Martín de Valdés, que fue arcipreste y beneficiado de Llanes; D. Baltasar de Valdés, colegial en el mayor de Santa Cruz de Valladolid, beneficiado de Llanes, canónigo de oficio de Santo Domingo de la Calzada y obispo de Gaeta; doña María de Valdés muger de José de Arenas Nieto de quien hay descendencia; Juan de Valdés Noriega que casó con doña Inés de Arenas; y doña Justa de Valdés que lo hizo igualmente con Toribio de Mier. De los Juan de Valdés y su muger doña Inés de Arenas, fueron hijos D. Nicolás y D. Juan de Valdés, y doña María de Valdés; de los dos primeros no quedó sucesión; doña María, casó de primer matrimonio con Hilario de Junco sin tener hijos; de segundo matrimonio la misma doña María casó con D. Lázaro Gomez de La Madrid, y tuvieron a D. Pedro Gomez de La Madrid, religioso de la órden de Calatrava; y a doña Tomasa Pastora Gomez de La Madrid, en quien recayeron las herencias de dicho Pedro de Valdés Noriega y sus padres, la del arcipreste D. Martín, y la del obispo don Baltasar. Casó dicha doña Tomasa Pastora con D. Andrés de Posada Rubin de Celis, de quienes gozó sus casas D. Diego de Posada Gómez de La Madrid, vecino de esta villa. Tambien procedieron de dichos Pedro de Valdés y del bachiller Juan de Valdés, Gerónimo de Valdés, Juan de Valdés, Francisco de Valdés y Bernardo de Valdés de quienes no ha quedado descendencia.

Dicho Pedro Gonzalez de Valdés casó de segundo matrimonio con doña Catalina de Junco, del que fueron hijos, doña Maria de Valdés Junco, que casó con el capitan Juan de Estrada sin tener familia; doña Catalina de Valdés Junco que llamaron la vieja, y caso con Fernando de Posada Pariente de quienes hubo mucha descendencia; Juan de Valdés Junco que casó dos veces, la primera con doña Mencia de Posada Pariente, hija de Juan de Posada Pariente y fundó mayorazgo dicho Juan de Valdés Junco por su testamento año de 1592, el cual gozó su descendiente D. Antonio Ignacio Duque de Estrada; y la segunda vez casó con doña Malfonso Diaz. Del primer matrimonio tuvo por hijo mayor a Pedro, que, aunque llegó a ser casado, murió sin sucesión: a Fernando de Valdés Junco que sucedió en la casa, y casó con doña María del Corro Calderón; a Mateo de Valdés Junco que murió sin hijos, y a Diego de Valdés Junco, que casó con doña Leonor de Posada de Celorio, de cuyo matrimonio fue hija única doña María de Valdés y Posada , que casó con D. Fernando de Posada , de quienes nacieron doña María y doña Antonia de Posada Valdés que casaron respectivamente con D. Juan y D. Alonso de Rivero hermanos, por lo cual la casa de Rivero de Llanes, sucedió en todos los heredamientos y mayorazgos de dicho Diego de Valdés Junco, y de dicha doña María de Valdés su hija. Tuvo también de primer matrimonio el repetido Juan Valdés Junco a María de Valdés Junco que casó con Heman Sánchez Calderón de la Barca señor de esta casa; a doña Catalina de Valdés Junco muger de Juan de Posada alferez mayor. Del último matrimonio del tantas veces nombrado Juan de Valdés Junco, tuvo por su hija a Malfonso de Valdés que casó con Marcos Pariente. Los dichos D. Fernando de Valdés Junco, y doña María del Corro Calderón su muger, tuvieron por hijos legítimos a Pedro Valdés del Corro, capitán de infantería y sargento mayor de las milicias del partido de Llanes; a D. Juan de Valdés del Corro, colegial en el mayor de Oviedo de Salamanca, y a doña Catalina, doña María y doña Francisca de Valdés: doña Catalina casó con Sebastián de Posada de Celorio, cuyo hijo fue D. Sebastián de Posada Valdés caballero de la orden de Alcantara; doña Francisca casó con Pedro Pariente, de quién fue hijo D. Juan Pariente Valdés el viejo, y doña Francisca Pariente Valdés que casó con D. Juan de Mendoza y La Madrid; doña María, no sabemos si tuvo estado. D. Pedro Valdés del Corro, casó con doña María de Junco y Posada , hija de Lope de Junco de San Esteban, y de doña Antonia de Posada que también fue hija de Fernando de Posada , y única del primer matrimonio que tuvo con doña Toribla de Posada , hija de Hernando de Posada de Onis y de María Sanchez de Buelna y Posada su muger, y nieta de Martin Pelaez de Posada y de María Gonzalez Guerra, vecinos de Onís, debiendo hacer notar, que dicho Fernando de Posada de quien ya hicimos mención, contrajo dos matrimonios, el primero con doña Toribia de Posada , de quien fue única la doña Antonia muger de Lope de Junco, y el segundo matrimonio con doña María de Valdés y Posada , de quienes ya se ha dicho; fueron sus hijas doña María y doña Antonia de Posada Valdés casadas con D. Juan y D. Alonso de Rivero hermanos. Don Pedro Valdés del Corro y doña María de Junco y Posada su muger (que de segundo matrimonio casó con don Gregorio de Inguanzo el viejo) tuvieron por su hija única a doña María Antonia de Valdés que sucedió en el mayorazgo de dicho Juan de Valdés Junco su bisabuelo, y en los bienes todos de la dicha doña Toribia de Posada , y en la tercera parte de los de Fernando de Posada , y casó con D. Antonio de Estrada Cebos, comendador de Mora en la órden de Santiago, y sargento mayor de las Milicias de este principado y partido de Llanes. De doña Catalina de Valdés Junco la vieja, y Fernando de Posada Pariente, fueron hijas doña María, doña Catalina y doña Mencia de Posada: la primera casó con D. Antonio Toranda de quienes provienen Don José y D. Felipe Radillo y Toranda, que gozaron la casa que quedó de Juan de Posada Pariente, muy antigua en los cuatro cantones de esta villa, y en que se hospedó el emperador Carlos V el año de 1517 como lo atestigua la inscripción y armas reales, que aun existen en la entrada y sobre la escalera de dicha casa, que hoy posee y habita el señor D. José Bernaldo de Quiros; doña Mencia casó con Gregorio de Inguanzo de cuyo matrimonio fue hija única doña María de Inguanzo muger de D. Pedro Gomez de La Madrid; doña Catalina como queda dicho, casó con Sebastián de Posada de Celorio, de quienes fueron hijos el otro Sebastián de Posada de quien hablamos más arriba, y su hermano D. Toribio de Posada, religioso del órden de Santiago, capellán de honor de su magestad, y prior del convento de San Marcos de Leon.

IV. García de Valdés

García de Valdés, sucesor en el mayorazgo de su abuelo Pedro Gonzalez Valdés el viejo, y de su padre otro Pedro Gonzalez Valdés, casó con doña Teresa Fernandez Harnero, hija de Diego Fernandez Harnero el viejo, y de doña Mencia de Junco su muger, dueños y señores de la casa de Harnero en Ardisana de este concejo de Llanes, de lustre y antiguedad notoria, patronos de la Malatería hospital de malatos de Ardisana, y presenteros únicos de la Abadia o curato de dicho lugar, de cuya casa y linaje y armas que pinta, hace mención el canónigo Tirso de Avilés en su nobiliario. Dicho Diego Fernández de Harnero fundó mayorazgo el año de 1495 a favor de Diego Femandez Harnero su hijo por ante Diego Fernandez de Ardisana escribano, y consta también de la partición de bienes de éste Diego Fernandez Harnero, entre sus once herederos, por ante Francisco Gonzalez escribano, Receptor de la Audiencia de la Gobernación de este Principado, el cual mayorazgo con todos sus agregados por otros que le sucedieron, recayó en D. Antonio de Estrada Manrique, por haber casado con Doña Juana Fernandez Harnero y Cebos, que después poseyó Don Antonio Ignacio Duque de Estrada cuarto nieto de los susodichos, y posteriormente el Sr. D. Benito de Posada Herrera Magistrado del tribunal supremo y Senador del Reino, por el derecho de su hijo D. Blas Manuel de Posada Duque de Estrada caballero de inclita órden de S. Juan de Jerusalén.

El espresado García de Valdés y doña Teresa Fernadez Harnero su muger, tuvieron por sus hijas únicas a doña Mencia y a Doña Maria de Valdés: ésta última murió sin tomar estado, y dejó por heredera a doña Teresa su madre, como consta del testamento, bajo cuya disposición murió el año de 1564. Doña Mencia casó de primer matrimonio con Fernan Sanchez de Llanes del que no tuvo sucesión; y después, casó con el licenciado D. Juan de Barreda del Corro, de cuyo matrimonio fueron hijas únicas, doña Catalina y doña Clara de Barreda Valdés, que como ya se ha dicho, casaron, la primera con Martin de Barreda su tio, sin dejar sucesión, y doña Clara con el Licenciado D. Juan de Rivero y Posada , en quien se unieron los mayorazgos de Rivero, Gayónde Barreda y Valdés.

Volver al inicio del capítulo
www.llanes.as