Apuntes de Llanes

← Cáp. 2 • • Índice • • Cáp. 4 →

Capítulo III, Libro III

Casa y linaje de La Madrid.

I. Fundación, Armas y Linaje

La casa solariega de La Madrid, tiene su asiento en el lugar del mismo nombre del Valle de Valdáliga, montañas de las antiguas Asturias de Santillana, distante media legua de San Vicente de la Barquera, y seis leguas de esta villa de Llanes, cuyo solar y torre antigua, con todas sus posesiones y heredamientos que la circundan, gozó de tiempo inmemorial, por sí y sus causantes D. Joaquín de Rivero Gomez de La Madrid, y en el dia, el último poseedor de la casa de Rivero en Llanes; y por tradición continuada se entiende haber sido fundación del príncipe Mederico que vino de Francia a asistir y acompañar, en la conquista y restauración de España, al Infante D. Pelayo.

Hoy solo quedan vestigios de esta grande casa, pues solamente se conserva un lienzo entero de la Torre y Castillo con sus almenas, que denotan su grandísima antigüedad, así como los cimientos y ruinas de lo demás del edificio, que con los restos de su grande y vetusta fortaleza constituyen señales de casa poderosa y fuerte.

Pinta por armas tres castillos o torres sobre agua, el del medio es mayor, y sobre cada uno una flor de lis, y entre castillo y castillo una estrella, y un águila a la puerta del castillo del medio, todo en campo rojo. Estas son las armas antiguas que han usado pintar los dueños de la casa. Otros añaden cinco calderos con una bandera en cada uno de ellos.

Tiene en la Iglesia parroquial de San Martín de La Madrid, los primeros entierros de la capilla mayor y presbiterio, lo mismo en la de San Julián de Labarces del mismo valle de Valdáliga, en donde, y lugar de Villanueva, tambien tiene casa principal con grandes posesiones y capilla propia y antigua para ayuda de parroquia, por la mucha distancia que hay a la Iglesia matrid de Labarces; y en dicha capilla, como único presentero de ella y su patrono, tiene sus armas puestas en la clave de la bóveda y también en el retablo. Tiene más en dicha Iglesia parroquial de S. Julian de Labárces, primer asiento desde tiempo inmemorial, corroborado con sentencia del tribunal eclesiástico de Burgos de hace tres siglos, tanto que los párrocos de aquella iglesia, que alguna vez se han enterrado en algunas de las sepulturas propias del dueño de la casa, ha sido con licencia suya, haciendo reconocimiento de ello por escritura pública.

Éste apellido y linaje de La Madrid, fué de una estensión prodigiosa, no solo en la Montaña, sino también en otros muchos lugares y ciudades del reino; y ha tenido muchísimos varones Ilustres, entre ellos Martin Gomez de La Madrid que fué muy celebrado en tiempo del Rey D. Alfonso el sabio, especialmente en la defensa de Jerez contra Moros, y otro Ruy Gomez de La Madrid, muy famoso, cuya memoria remitimos a los historiadores y cronistas.

Don Fernando Gonzalez de La Madrid, caballero del orden de Santiago, sirvió a los Reyes Católicos. D. Pedro su hijo, fué Maestre de Campo en Milán y Caballero del Orden de Calatraba. Don Fernando Gonzalez de La Madrid, asistió a la conquista de Granada a donde le llevó su amo el Conde de Benavente, y en la cual perdió este un ojo al golpe de una saeta. Don Rodrigo, fué capitan de Caballos Corazas, y Caballero del orden de Santiago, y murió en dicha conquista; Otro hijo del don Fernando también del mismo nombre, fué del habito de Santiago; y otro hermano que se llamó don Pedro, fué canónigo de Toledo, Inquisidor de Valladolid y Obispo de Segovia, y así otros muchos, de algunos de los cuales hablaremos desde que se encuentra memoria por instrumentos y papeles, sobre que se previene, que de cuatro siglos a esta parte, los dueños de esta casa se nombraron y titularon siempre mayores de ella, como se lee en muchísimos documentos y escrituras antiguas sin cosa en contrario, tanto que ya en tiempo del Rey don Felipe II, y en el memorial que puso en sus manos el Capitan Lázaro Gomez de La Madrid, de sus servicios, se nombraba tal como se dirá; y aunque parece que D. José Pellicer quiso apropiar esta mayoría a los Vizcondes de Miranda por Doña Antonia Gonzalez de La Madrid, muger de don Juan de Guzman y de los Rios año de 1665, haciéndola señora de la casa de La Madrid, se equivocó mucho, cual don Luis de Salazar lo declara, vindicando este agravio, por que nunca han gozado aquellos dicha casa, ni allí haciendas algunas, patronatos ni entierros como dice el mismo Pellicer, pues entonces lo era don Gregorio Gomez de La Madrid, abuelo materno de don Joaquin de Rivero Gomez de La Madrid, Señor y dueño de la casa solariega de Rivero en Llanes, como mas adelante diremos, por la persona y representación de doña Antonia Francisca Gomez de La Madrid su madre que fue hija única y universal sucesora en las casas y mayorazgos, de dicho su padre, y por cuya muerte lo heredó don Joaquin su hijo.

II. Diego Gómez de La Madrid.

Diego Gomez de La Madrid, Señor de la casa de su apellido, casó con doña Mayor de Noriega, hija de la antigua casa de Noriega de Rivadedeva; tuvieron por su hijo mayor a Garcia Gomez de La Madrid que sucedió en la casa; a Diego Gomez de La Madrid que casó en Treceño con doña Juana de Ortegón, quienes fueron a vivir a la ciudad de Palencia y hubieron por su hijo legítimo a Francisco Gomez de La Madrid, que fué allí Corregidor y casó con doña María Godinéz de la casa de los Señores de Tamamés en Salamanca; De esta unión nació don Antonio Gomez de La Madrid, veinte y cuatro de Cordoba, quien con su muger doña Maria Bermudez de la casa del Marques de Montaos, fundaron mayorazgo el año de 1563, en dicha ciudad de Cordoba, en el cual sucedió su hija única doña Antonia de La Madrid que casó con don Juan Gurman y los Rios, tercero Señor Conde de Miranda y veinte y cuatro de Córdoba en el Reinado de Felipe II, progenitores de los vizcondes de Miranda de Córdoba, casa ilustrísima que proviene de los señores de Hernan Nuñez, y de don Luis de Guznián Maestre de Calatrava antecesor de los Marqueses de Algaba, Almanzas y de otras cosas muy ilustres y linajudas como se sabe. Consta auténticamente toda esta sucesión por instrumentos del año de 1580 ante Juan Sanchez de Mobellan escribano del valle de Valdáliga, Francisco Perez del Hoyo y, Francisco de Caviedes escribanos.

De los mismos señores Don Francisco Gomez de La Madrid y doña Maria Godinez su muger, fué también hijo D. Diego Gomez de La Madrid, Canónigo Doctoral de Siguenza, Inquisidor de Cuenca, Gobernador del arzobispado de Granada, Arzobispo de Lima y Obispo finalmente de Badajoz, sugeto de gran mérito, y que dejó muchos monumentos de su piedad en cuantas partes estuvo empleado, especialmente en dicha Santa Iglesia de Badajoz donde yace, en Palencia y otras partes. En el año de 1571, siéndo Inquisidor de Cuenca, tomó este señor posesión de aquel Obispado en nombre del Cardenal D. Gaspar de Quiroga; el año de 1580 siendo ya Obispo de Badajoz, murió en aquella ciudad la Reina doña Ana de Austria cuarta muger del Rey don Felipe II, y condujo su cadaver en compañia de don Pedro Jirón, Duque de Osuna hasta Talavera, donde le entregó al Cardenal don Gaspar de Quiroga Arzobispo de Toledo para llevarle a San Lorenzo el Real, como uno y otro lo escribió Salazar de Mendoza en la vida del gran cardenal de España. Por último dichos D. Francisco Gomez de La Madrid y doña Maria Godinez tuvieron por hija a doña Ana de La Madrid que casó con don Juan de Castilla, señor de Gor y del Bolujuí y Herrera de Baldecañas en el Reino de Granada, casa tan grande e ilustre que trae su descendencia por linea recta del Rey don Pedro de Castilla y doña Leonor de Castro como se verá en el número siguiente. Este estado de Gor y sus agregados, correspondió al Conde de Torrepalma, Embajador que fué a la Corte de Viena, y a la República de Venecia, y han tenido casamientos en la casa de los Condes de Monteagudo, de los Duques del Infantado, del Adelantado de Murcia, del Marqués de los Velez, del de Cañete, del Marques de Bezmar, de los señores de Villamanrique del Tajo, y de otras casas muy principales de España.

III. Señores De Gor y Del Bolujui y Herrera De Valdecañas

Don Pedro Rey de Castilla y doña Leonor de Castro, tuvieron por hijo a don Juan de Castilla, que estuvo toda su vida preso en el Castillo de Soria, y se casó con doña Elvira de Eríl, hija del Alcaide don Beltran de Eril Catalán. Hubieron estos por su hijo a don Pedro de Castilla, que se crió con el Rey Enrique III su primo, y doña Catalina Alencastre, y fué eclesiástico y obispo de Palencia, y estando a los estudios en Salamanca, tuvo por su hijo natural en doña María Fernández Bernal, a don Sancho de Castilla, que casó con doña Inés Enriquez, hermana del Conde de Monteagudo; fué Ayo del Príncipe don Juan, hijo del Rey católico, y tuvieron por hijo a don Diego Castilla, que llegó a caballerizo mayor del emperador Carlos V y que casó con doña Beatriz de Mendoza hija del primer Duque del Infantado, teniendo de su matrimonio a don Sancho de Castilla. Casó este señor, con doña Margarita Manrique, hija del Adelantado de Murcia don Juan Chacón y de hermana del Marqués de los Velez, y hubieron por su hijo, a don Diego de Castilla, que casó con doña Leonor de Benavides, hija del señor de Fromesta, de quienes nacieron don Sancho, don Diego y don Juan: los dos primeros se casaron, uno con hija del Marques de Cañete, y otro con hija del Marqués de Bezmar; ni uno ni otro tuvieron sucesión. El tercero don Juan, casó en las montañas de Burgos con doña Ana de La Madrid, hija de Diego Gomez de La Madrid y Guevara y doña María Godinez, caballero de la antiquísima casa de La Madrid, en el valle de Valdáliga de San Vicente de la Barquera, habiendo por su hijo a don Diego de Castilla que casó con doña Francisca Laso de Castilla hermana del Señor de Villamanrique del Tajo, quienes poseían en Palencia un mayorazgo grande, y una fundación en la Iglesia catedral de diez capellanes, con doscientos ducados de renta, el mayor con cuatrocientos.

IV. García Gomez de La Madrid

García Gomez de La Madrid sucesor en la casa de su apellido, se casó con doña Toribia de La Madrid, hija de Diego Gonzalez de La Madrid y de doña María Gutierrez de Oreña, linaje esclarecido en la montaña, de que se hace mención en el famoso libro Becerro del Reino y partida de Oreña: dicho Diego Gonzalez de La Madrid floreció en tiempo del Rey don Enrique IV.

Los Garcia Gomez de La Madrid y doña Toribia de La Madrid su muger, tuvieron por hijo a Diego Gomez de La Madrid que casó con doña María Ortegón, y fué su hijo mayor don Pedro Gomez de La Madrid, que casó con doña María Rivero, hija de Diego Fernandez Rivero y de doña Mayor de Niembro dueños, de la casa de Rivero de Vidiago, que gozan los descendientes del Marqués de Hermosilla, y nieta de don Juan Diaz de Rivero, señor de la casa de Rivero de Llanes.

V. Juan Gómez de La Madrid

Juan Gómez de La Madrid, llamado el viejo por que vivió mas de cien años, hijo y sucesor de Pedro Gómez de La Madrid y de doña María Rivero, casó de primer matrimonio con doña Catalina Gonzalez de La Madrid, hija de Hernán González de La Madrid y de doña María González de La Madrid su mujer, del que fuéron y tuvieron por hijos al capitán Lázaro Gómez de La Madrid, Juan Gómez de La Madrid, Antonio, Pedro y Diego Gómez de La Madrid; y de segundo matrimonio casó con doña Mencia de Agüeros y Cosio, hija de Hernán Gutierrez de Agüeros, y de doña María de Cosio su muger, vecinos del Valle de Lamasón, señores de la casa de Agüeros y de la de Vedoya, y de la tercera parte del señorío de la villa de Tresviso, y de este matrimonio fueron hijos, Hernán Gómez de La Madrid, que murió Alferez en las guerras de Flandes, a Marcos Gómez de La Madrid, y a Francisco Gómez de La Madrid. Tambien del primer matrimonio fueron sus hijos, doña María de La Madrid que casó con Alonso Sanchez de Dovalina el Mayorazgo de la Mata, y otra doña María, que era mayor, y casó con don Bartolomé Diaz de La Madrid.

El capitán Lázaro Gómez de La Madrid y sus hermanos, Antonio, Pedro y Diego, todos sirvieron al Rey; este último murió, en el sitio de Amberes; Antonio y Pedro sobre Dunkerke. Lázaro, sirvió mas de cuarenta y cuatro años en las guerras de Flándes en tiempo del señor Felipe II, y se halló en la jornada de socorro de Paris con el Maestre de Campo Solis, cuando prendieron al Principe de Condé; y en el Burgo de Udiem donde mataron a Monsieur de Guisa, General; y cuando vino el Turco sobre Malta, se halló en los dos socorros con el tercio de Lombardia; y en Flandes con el Duque de Alba; y en la Rota, que dió don Sancho Londono a los enemigos, cuando prendieron al Conde Ludovico de Nassau; y cuando entró el Principe de Orange en los estados de Flandes: y en el socorro de Mons de Henao hasta rendir la plaza; y cuando se ganó a Malinas y otras plazas en Holanda; y en el sitio de Harlém en que fué gravemente herido; y en otras acciones bajo el mando del Duque de Alba y del señor D. Juan de Austria en Italia; y en el sitio de Mastric; y en la jornada de Portugal; y después en la Isla de San Miguel; y en la jornada de la tercera e isla del Fayal; y en el sitio de Gante; y en el de Amberes; y en Alemania bajo la mano del Duque de Parma, en el sitio de Nus, donde fué gravemente herido, y lo habia sido ya repetidas veces antes, pero en esta última quedó estropeado, después de lo críal le hizo el Rey Castellano de los Castillos de Canfrán y Aynsa en Aragon, donde murió y dejó vinculada su memoria, habiendo en varias ocasiones mantenido aquellos Castillos a su costa, como a varios soldados que llevó de su tierra consigo, y pagádoles con su propia hacienda, que gozan los descendientes de ellos en la actualidad. Todo consta de las patentes y títulos de Alferez y Capitan, de muchas certificaciones de sus servicios, cartas y gracias muy expresivas de sus generales, y del testamento que otorgó en dicho castillo de Aynsa, año de 1613, ante Antonio de Giras, con autoridad del señor Pedro Boil, Justicia ordinaria de dicha villa de Aynsa.

Fue casado dicho capitan Lázaro Gomez de primer matrimonio con doña Isabel Pinuarte, y de segundo con doña Juana Trillanes Movellan; de este último matrimonio, no hubo sucesión: del primero nació el capitan don Tomás Gómez de La Madrid que sirvió al Rey mas de cuarenta años y murió en la frontera de Portugal, y fué casado con doña Isabel de Ocampo y Herrera, de quienes fueron hijos, el Alferez don Tomás Gómez de La Madrid, que murió sin estado en la guerra de Portugal, y Fray Antonio de La Madrid, monge Benito y abad tres veces del monasterio del Espino, con los que acabó esta sucesión recayendo los bienes y servicips del capitan, su hijo y nietos, en Juan Gomez de La Madrid, como se dirá hermano de dicho capitán Lázaro Gómez de La Madrid, segun consta del testamento de dicho Juan Gómez de La Madrid el viejo año de 1603; del testimonio de Toribio Martinez de la Serna, Escribano; y de los títulos de capitan y alferez del don Tomás y su hijo, y de muchas certificaciones de sus servicios, y apuntamientos de noticias que aun se conservan.

VI. Juan Gomez de La Madrid

A Juan Gomez de La Madrid el viejo, le sucedió en la casa y mayorazgos, su hijo, otro Juan Gomez de La Madrid, Regidor perpetuo de la Ciudad de Badajoz en tiempo del señor Obispo de aquella ciudad don Diego Gomez de La Madrid su tio, como queda dicho, cuyo oficio quedó en su casa, y le poseyeron don Pedro Gomez de La Madrid su hijo y don Gregorio Gomez de La Madrid su nieto, arrendándole despues a otros, hasta que últimamente le vendió dicho don Gregorio, a don N. de la Peña de aquella Ciudad.

Casó dicho Juan Gomez de La Madrid en esta villa de Llanes, con doña Maria de Posada Valdés, con dispensación de cuarto grado de consanguinidad: la cual era hija de Juan de Posada Rivero, Señor de la casa de Posada, Alferez mayor perpetuo de dicha villa, y de doña Catalina de Valdés Junco su muger.

El mismo don Juan Gomez de La Madrid, consta que asistió repetidas veces a las juntas generales de este principado con los demás caballeros de él, y fué Juez y Regidor de esta dicha villa de Llanes.

Fundaron mayorazgo. Año de 1626 por ante Juan Ruiz Colsa de La Madrid escribano, y al fundarlo, hallabase enfermo en Valladolid donde murió Juan Gomez, y aquí le envió su muger poder bastante, que autorizara el escribano de esta villa Gerónimo de Valdés.

Tuvieron por sus hijos, a don Pedro que sucedió en la casa; don Juan que murió soltero; DĒ Catalina que casó en Llanes, con don Juan de Mendoza Posada progenitores del Marqués de Deleitosa; doña Antonia, que también murió soltera y agregó al mayorazgo año de 1643, y a doña Maria que caso en el Concejo de Langreo de este principado, con don Manuel Bernardo de Quirós, de la casa de los Marqueses de Campo Sagrado, hijo de don Pedro Bernardo de Quirós y de doña María Buelta su muger, de los que eran, hijos don Martín Bernardo de Quirós, que casó con doña María de Junco Estrada, y doña Catalina su hermana, que casó de primer matrimonio con don Juan de Faes, Regidor perpetuo de Oviedo, de quién fué hijo don José de Faes, que casó a su vez con doña N. de Cienfuegos Valdés, y de cuyo enlace fué hija única doña Juana Maroarita de Faes de que hubo dilatada sucesión.

La dicha doña Catalina Bernardo de Quirós, casó de segundo matrimonio con don Diego Bernardo de Quirós, Señor de la casa de Quirós de Figaredo en el Concejo de Lena, hermano lejítimo y entero de don Francisco Bernardo de Quirós, Embajador de Holanda, y antes del consejo de Ordenes, Colegial en el mayor de San lldefonso de Alcalá, a quien hizo merced de grande de España el emperador Carlos VI: y de dicho don Diego en el matrimonio con doña Catalina, fué hija única doña Teresa Rosa Bernardo de Quirós, que sucedió en dicha casa de Quirós de Figaredo, y casó en la villa de Gijón con el capitán don Pedro Valdés Miranda, vecino y Regidor perpetuo de aquella villa, y de la ciudad de Oviedo, de quienes hay también sucesión.

Don Martin Bernardo de Quirós y doña Maria de Junco Estrada, tuvieron por hijo único a don Martín Bernardo de Quirós, que casó con doña Isabel de Valdés Navia y Osorio, hija del capitan don Pedro de Valdés Quirós y de doña Antonia Navia y Osorio su muger, vecinos del Concejo de Llanera, y de los que fueron hijos don Andrés Bernardo de Quirós, que casó con doña Angela de Miranda Vigil, de quienes quedó sucesión, y don Manuel Bernardo de Quirós, colegial en el mayor de Oviedo, Oidor de la Coruña y Valladolid, Corregidor de Guipuzcoa, Regente de Mallorca y Zaragoza.

Compruébase lo relacionado, con dicho testamento de Juan Gómez de La Madrid, con toda la partición de sus bienes entre sus herederos, y con otros muchísimos instrumentos.

VII. Pedro Gómez de La Madrid

Don Pedro Gómez de La Madrid, Juez, Regidor y Procurador síndico de la villa y Concejo de Llanes, que sucedió a su padre don Juan Gómez de La Madrid, en sus casas y mayorazgos, consta que sirvió al Rey de Alferez de Infantería en la compañia de don Pedro de Posada su primo hermano, hallandose en 1638 en el feliz socorro de Fuente Rabía, y continuando después en las guerras con Francia: Casó con doña María de Inguanzo y Posada, hija única de primer matrimonio de D. Gregorio de Inguanzo y de doña Mencia de Posada Pariente su muger, por cuya unión, todo el patrimonio de dicha DĒ Mencia, que heredó de Fernando de Posada Pariente y de doña Catalina de Valdés Junco la vieja, su muger, de quien ya se hizo mención, recayó en la citada doña Maria de Inguanzo, y después, tambien el mayorazgo del referido Gregorio de Inguanzo, y Pedro de Inguanzo y Elvira de Posada sus padres: por que aunque el Gregorio de Inguanzo del segundo matrimonio con doña Maria de Junco su muger, hija mayor y sucesora en la casa de don Juan Martinez de Junco su padre, señor de la casa y patronatos de Junco, de Cuevas de la mar, San Jorge de Nueva y San Pedro de Pria, tuvo por hijos a don Gregorio de Inguanzo que casó con doña Mariana Alvarez de las Asturias de Nava, murieron sin sucesión, y se transfirió el mayorazgo de Gregorio de Inguanzo, en Gregorio Gomez de La Madrid su nieto mayor; y el de Junco de Cuévas de la mar, en don Fernando Calderón de la Barca, Caballero del Orden de Calatraba, y doña María Ana Velarde Posada Inguanzo y Junco su muger, por que era nieta de doña Toribia de Inguanzo y Junco, muger legítima que fué de don Juan Manuel Velarde, Señor de la casa de Velarde de Igollo en el valle de Camargo, y por eso se incorporaron dichas casas de Velarde de Igollo y la de Junco de Cuevas, en la de Calderón de la Barca gozandolas juntas don Francisco Xavier Calderón de la Barca Velarde Inguanzo y Junco.

Dichos don Pedro Gomez de La Madrid y doña María de Inguanzo su muger, que en 1663 agregaron al mayorazgo el tercio y quinto de sus bienes, tuvieron por hijos, a don Gregorio Gómez de La Madrid, sucesor en la casa; a don Lázaro Gomez de La Madrid, casó con doña María de Valdés de quienes ya hemos dicho; a Juan Gomez de La Madrid, cura y beneficiado de la Iglesia parroquial de Llanes; a don Antonio Gomez de La Madrid, canónigo de la Santa Iglesia de Leon; a don Diego Gomez de La Madrid, cura de Pria en este concejo de Llanes, y Abad de San Pedro de Orille en el Obispado de Orense; a Fray Francisco Gómez de La Madrid, monje Benito y Abad del monasterio de Celanova; y a don José Gómez de La Madrid, Alferez de mar y guerra, que sirvió con dicho empleo en compañía del Almirante don Juan Cordero de La Madrid su tio, caballero del hábito de Santiago desde 15 de Julio de 1675 hasta 21 de Agosto de 1677, que murió en Palermo; en cuyo tiempo, y especialmente en las dos batallas, la una sobre Costa de Catania el dia 22 de Abril de 1676, y la otra sobre el puerto de Palermo, el 2 de Junio, asistió con mucho valor y celo, muriendo de las heridas que en ella recibiera.

VIII. Gregorio Gomez De La Madrid

Sucedió en las casas y mayorazgos de sus padres y sus abuelos paternos y matemos, don Gregorio Gomez de La Madrid, que fué Juez y Regidor de esta villa y concejo de Llanes; casó con doña Mencia de Rivero y Posada, hija de don Juan de Rivero y Posada, y de doña Maria de Posada y Valdés, y tuvieron por su hija única, a doña Antonia Francisca Gomez de La Madrid Rivero, que casó con su primo hermano don Juan Francisco de Rivero Cienfuegos, por donde se unieron todos estos mayorazgos en la casa de Rivero, incluso los que los don Gregorio y su muger fundaron en sus nietos, años de 1706 y 1708.

Volver al inicio del capítulo
www.llanes.as