Apuntes de Llanes

← Piñeres • • Índice • • Malateria →

XXXIV. Los Callejos

(Capítulo X, Libro III)

En la sala de Ayuntamiento de la villa de Llanes, a diez y seis dias del mes de Marzo de mil setecientos trece años, comparecieron ante el señor Juez, José García de edad de sesenta y cuatro años, Juan Calvo de sesenta y Agustin Calleja de veinte y cuatro, todos vecinos de el lugar de los Callejos incluso en la parroquial de Santa Eulalia de Ardisana y digeron: Que dicho lugar de los Callejos, por la parte de el Vendaval, confina y tiene sus términos con los términos de el lugar de Riocaliente do dicen la Jorcada, a Mara?Carrera, a la Puenta de Rudaviados: y por la parte de el Nordeste, confina y tiene sus términos con los de la parroquial de San Pedro de Vibaño do dicen el Toral de Cuanda aguas vertientes a la puente nueva; y por la parte de el Norte dicho lugar tiene sus términos con los de la parroquial de San Miguel de Hontoria do dicen la peña de Brados: y por la parte de el Su dicho lugar confina y tiene sus términos con los de la parroquial de la Malatería de Ardisana do dicen Riega, y en la casería de don Fernando Duque de Estrada: y declararon, que dentro de los términos de dicho lugar, de él, hacia la parte de el Norte, hay una peña y cuesta brava que serán treinta dias de bueyes poco más o menos, que sirve para pasto de los ganados de dicho lugar, la cual es comun a los vecinos de él y mas de este Concejo en virtud de dicha donación. Y que dentro de los referidos términos de dicho lugar no hay otro término comun, realengo ni baldío mas que el de arriba mencionado, y que todo lo demás que hay dentro de los dichos términos de dicho lugar, plantado y por plantar, roto y por romper, cerrado y por cerrar, son posesiones y propiedades de diferentes vecinos de dicho lugar y mas de este Concejo, segun siempre lo han visto, oido y entendido; y que no saben que persona alguna de inmemorial tiempo a esta parte se haya apoderado de término comun alguno, realengo ni baldío, que hubiese habido dentro de los de dicho lugar. Y que todo lo que llevan dicho es la verdad para dicho juramento que fecho tienen, en que se afirmaron.

Volver al inicio del capítulo
www.llanes.as