Apuntes de Llanes

← Palacio • • Índice • • Ovio →

XXXIX. Riocaliente

(Capítulo X, Libro III)

En las casas de Ayuntamiento de esta villa de Llanes a diez y siete dias del mes de Marzo del año de mil setecientos trece, ante el señor Juez comparecieron Cosme Hernandez de cincuenta y seis años de edad, Pedro Garcia de treinta y dos años y a Domingo de Cevos de cincuenta, vecinos de el lugar de Riocaliente incluso en la parroquia de Ardisana de este Concejo y digeron que dicho lugar de Riocaliente por la parte de el Vendaval confina y tiene sus términos con los de el lugar de Mestas do dicen Cotagudu, y la Llamera, y el collado de Vijorcu, y píedrapompa. Y por la parte de el Nordeste, dicho lugar tiene sus términos con los términos de el lugar de los Callejos, do dicen el monte de Robledo y la Forcada de Ardisana. Y por la parte de el Norte, dicho lugar tiene sus términos con los términos de el lugar de el Doradiello do dicen Llamigo Y por la parte de el Sub, dicho lugar tiene sus términos con los de los lugares de Palacio y Ardisana: Y declararon, que dentro de los referidos términos de dicho lugar por la parte de el Norte hay una cuesta y peña que se llama la cuesta de Trasllamaza, y el término de Cogollo y Valle de la Rovellada, que por ser de tanta longitud y latitud y aspereza no se puede mensurar; cuyos términos son baldios y comunes a los vecinos de dicho lugar y más de este concejo, en virtud de dicha donación, que sirve para, pasto de los ,ganados. Y declararon que dentro de los referidos términos de dicho lugar no hay otro alguno de los que por dicho auto general se mandan apear, por que todo lo demás que hay dentro de dichos términos roto por romper, cerrado por cerrar, plantado y por plantar son posesiones y propiedades de diferentes vecinos y más de este concejo y que no saben que de inmemorial tiempo a esta parte persona alguna se hubiese intrometido en apoderarse de término comun alguno que hubiese habido dentro de los referidos de dicho lugar, y que todo lo que llevan dicho segun siempre lo han visto, oido y entendido, es la verdad para dicho juramento que fecho tienen en que se afirmaron.

Volver al inicio del capítulo
www.llanes.as