Apuntes de Llanes

← Vidiao • • Índice • • Puertas →

XLVIII. Pendueles

(Capítulo X, Libro III)

En dichas casas de Ayuntamiento de dicha villa de Llanes, a dichos treinta dias de dicho mes de Marzo de mil setecientos trece años, estando en ellas su merced el señor don Juan Francisco de Posada, Juez, para efecto de proseguir en dichos apeos, en virtud de dicho auto general de dicho señor don Antonio José de Cepeda, en virtud de convocatoria que se despachó ante diem, hizo comparecer a su presencia a Juan Fernandez de Molleda, a Domingo de Mier, testigos jurados el dia diez y nueve del mes de Octubre del año próximo pasado de mil setecientos y doce, y a Domingo Herrero vecinos de el lugar de Pendueles, incluso en dicha parroquial de San Acisclo de Pendueles, para que los susodichos, como vecinos mas ancianos de dicho lugar, distingan, dividan y apeen únicamente todos y cualesquiera términos comunes, realengos y baldíos, que en sí incluya dicho lugar, omitiendo en todos los términos litijiosos pertenecientes al lugar de Buelna, término y caserías de Santiuste, para cuyo efecto, de mandado de dicho señor Juez, por mi Escribano se les puso patentes y de manifiesto, dicho auto general, privilegio, donación, apeo antiguo y consulta hecha a dícho señor don Antonio José de Cepeda sobre dichos términos litigiosos; y habiendo los susodichos visto dichos instrumentos, y enterados de el contenido de ellos, de dichos vecinos y de cada uno de por sí, dicho señor Juez tomó y recibió, nuevamente a los susodichos, juramento en debida forma de derecho, debajo de el cual, y al tenor de dichos instrumentos y segun los susodichos lo supieren, prometieron de dividir, distinguir y apear dichos términos a dicho lugar pertenecientes, omitiendo los referidos litigiosos, en cuya virtud debajo de dicho juramento digeron: que dicho lugar de Pendueles por la parte de el Vendaval confina y tiene sus términos con los de el lugar de Vidiao, do dicen el Puerto de Vidiao, el rio de Novales, al Cierro de Laonte, la Cabeza de so la Raiz, al Canto de el tronco, al Cucto de el Espinu, hasta confinar con la jurisdición de Peñamellera. Y por la parte de el Nordeste, dicho lugar confina y tiene sus términos con los de el lugar de Buelna do dicen el Risco de la Talaya, el Rio de Rados, el Picu de el Acebu, a la Riega de las Mesturas, a la sierra de Santa Eulalia, a las casas de los Candanos derecho a la Braña de la Jorcada, al collado de Bujarero, a la Braña de Zampoles hasta confinar con la jurisdición de Peñamellera: Y dicho lugar por la parte de el Sub confina y tiene sus términos con los de dicha jurisdición de Peñamellera, aguas vertientes a Peñamellera. Y por la parte de el Norte divide sus términos con el mar bravo. Y declararon que de la parte de el Sub de dicho lugar, hay, y dentro de dichos términos, riscos, peñas, cuetos, brañas y montes bravos que llevan árgomas y sirven para los pastos de los ganados, los cuales términos son comúnes a los vecinos de dicho lugar y más de este Concejo en virtud de dicha donación, y por su latitud, longitud y aspereza son inmensurables. Y declararon que en dichos montes, dentro de dichos términos, hay la Braña de la Espina; y la Braña de la Teja, y la Braña de Busnuevu, y así mismo declararon que junto y dentro de dicho lugar de Pendueles hay el cueto de Borgoña, el de los Navares y el de Cobaquera, y el cueto Blanco, los cuales son propios de los vecinos de dicho lugar y mas de este Concejo en virtud de dicha donación. Y que así mismo hay una boriza para pasto de los bueyes y ganados de dicho lugar, que está cerrada sobre sí, la cual es propia de los vecinos de dicho lugar, y está a la parte de el Vendaval de el y tendrá dicha Boriza cincuenta dias de bueyes, y entre ellos hay algunos prados de algunos particulares. Y así mismo declararon, que dentro de los términos de dicho lugar no hay otro término comun, realengo ni baldío más que los referidos; y que todo lo demás que hay dentro de los términos de dicho lugar roto, por romper, plantado, por plantar, cerrado y por cerrar, son posesiones y propiedades de los vecinos de dicho lugar y más de dicho Concejo segun siempre lo han visto, oido y entendido; y que no saben que persona de inmemorial tiempo a esta parte se haya apoderado de término comun alguno que hubiese habido dentro de los de dicho lugar, y que todo lo que llevan dicho es la verdad para dicho juramento que fecho tienen en que se afirmaron y habiéndoseles vuelto a leer ésta su deposición, en ella se ratificaron y digeron ser de edad el dicho Juan Fernandez de Molleda, de cincuenta años, el dicho Domingo de Mier de sesenta y cinco años, y el dicho Domingo Herrero de cincuenta y cinco años, todos poco más o menos, y con dicho señor Juez lo firmaron y yo Escribano que de ello doy fé. =Don Juan Francisco de Posada. =Domingo de Mier.=Domingo Herrero.=Juan Fernandez de Molleda.=Ante mí, Manuel García de Noriega.

Volver al inicio del capítulo
www.llanes.as