José Ignacio Gracia Noriega

Palabras previas
 

Este libro, que es un recorrido por la zona oriental de Asturias, es un encargo de la empresa de automóviles Económicos-EASA que tanto hace por acercar a los asturianos dentro de la propia Asturias y por hacer la cultura más asequible y atractiva, y para ello ejerce importantes mecenazgos.

Asturias puede que sea una desconocida para los propios españoles y, lo que es peor, para los propios asturianos, tal como reconoció Manuel Díaz Alegría en el discurso con motivo del nacimiento de la Fundación Principado de Asturias: «Asturias, un nombre que aúna fuerza y ternura, belleza y sentimiento, que entre sus montes altivos y el mar bravío que bate sus cantiles, despliega las galas de una naturaleza peregrina que la convierte en uno de los rincones bendecidos de Dios, pero de la que decía Jovellanos, y tal vez hoy aún sea cierto, que era para los españoles nacidos en la otra banda tan desconocida como Laponia».

Aún hoy es desconocida Asturias para los asturianos de la otra banda y para los de la propia; porque al asturiano de las zonas centrales y occidentales le suenan Cangas de Onís, Ribadesella o Llanes, e incluso estuvo alguna vez en estas poblaciones; pero Ponga o Amieva o Alles han de resultarle como lugares exóticos e ignorados, que, en su opinión, ni figuran en los mapas: y lo mismo sucede con tantos asturianos de esta banda oriental.

Este libro se dirige, más que a foráneos, a los asturianos: incluso a los asturianos orientales, muchos de los cuales viven en absoluto aislamiento con los otros lugares de la comarca. Por supuesto, no hemos nombrado todos los lugares ni hecho, si se quiere, un estudio sistemático: se trata, más bien, de un libro de carácter impresionista; y como es una empresa de autobuses quien lo patrocina, es un libro de viajes, al final de los cuales el autor pone en orden sus anotaciones y procura contarle a sus posibles lectores lo que ha visto en este recorrido por una parte de Asturias. Hemos visto, nosotros también, lugares que no conocíamos, y hemos admirado bellezas que hasta que no nos pusimos a hacer este trabajo nos resultaban inéditas. Nuestro propósito es el de que estas páginas inciten a los lectores que se sientan verdaderamente interesados en ponerse en contacto con el paisaje, con la historia, con la geografía, con la gastronomía, con las antigüedades y con el paisanaje de esta zona asturiana tan peculiar. También hemos procurado no limitarnos a nuestra única y exclusiva opinión, por lo que muy frecuentemente le hemos cedido la palabra a otros que escribieron sobre lo mismo anteriormente: en este sentido, se incluye dentro del texto una cierta antología referida a la comarca oriental de Asturias.

El Oriente asturiano era una comarca natural, principalmente integrada dentro de los límites del partido judicial de Llanes; posteriormente se convirtió también en un territorio con límites más allá del río Sella, por la inclusión del concejo de Parres. Ignacio

Quintana Pedrós, en su artículo «De Llanes a Covadonga: la "marca" oriental de Asturias», señala los concejos componentes de la comarca del Oriente de Asturias, una vez pasado el puente sobre el Sella en Arriondas, la capital del concejo de Parres: «Inmediatamente el curso inferior del Sella le llevará (al viajero) a la franja costera, a través de los concejos de Ribadesella, Llanes y Ribadedeva, hasta la desembocadura del río Deva, antigua divisoria de las Asturias de Santillana y actual frontera con las tierras de Cantabria. El curso alto del Sella, que nace en tierras de León, le abrirá camino por los concejos de Cangas, Amieva y Ponga, o le llevará, con Covadonga al fondo, hacia los valles interiores de Onís, Cabrales y las Peñamelleras Alta (Alles) y Baja (Potes)».

Esto es el Oriente de Asturias, entre los Picos de Europa y el mar Cantábrico; y aunque yo juzgo más atinadas las demarcaciones naturales que las políticas, es posible que algún día, estos concejos unidos puedan configurar una verdadera comarca.

José Ignacio Gracia Noriega
Llanes, 6 de enero de 1988
Llanes, 26 de abril de 1988

<<< >>>

José Ignacio Gracia Noriega, Cronista Oficial de Llanes
Entre el mar y las montañas, recorridos por la comarca oriental de Asturias
Económicos-Easa, Oviedo 1988, páginas 11-13
 

Arredondo José Ignacio Gracia Noriega / Entre el mar y las montañas
www.llanes.as
La Montaña Mágica

www.llanes.as